¿Cómo evitar la adquisición de productos falsos?

La piratería de productos es un problema que afecta a diversos sectores, personas y empresas, así como al gobierno, ya que, según la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), el consumo de productos obtenidos sin el consentimiento del titular de los derechos y violando la ley le cuesta a México el 1.25% de su PIB (Producto Interior Bruto). 

Si bien la piratería parece ser un tema de conversación común en industrias como la música y el cine, la producción de consumibles falsificados también es un problema importante, ya que 8 de cada 10 mexicanos han comprado un producto pirata, según una encuesta sobre hábitos de consumo de productos falsificados.

Un producto falsificado, o que imita la identidad de la marca original, está diseñado para engañar al consumidor haciéndole creer que está adquiriendo uno original a un precio reducido. Por otra parte, el consumo de este tipo de productos en la industria electrónica puede reducir la vida útil de los equipos de uno a dos años, anulando las garantías de las empresas.

El ahorro de dinero es una de las justificaciones más frecuentes para la compra de productos robados. Sin embargo, hay que tomar algunas medidas para que nos planteemos si invertir una pequeña cantidad de dinero será útil para nuestro bolsillo. A pesar de ello, la falsa asociación de los productos falsificados con el ahorro es un paradigma que hay que cambiar.


A continuación, se describen algunas sugerencias para evitar la adquisición de productos falsificados:

Compre en comercios de confianza: El método más sencillo para evitar la falsificación de productos de cualquier tipo es comprándolos directamente con el distribuidor de confianza.

Verificación de hologramas: Los artículos genuinos contienen un holograma en sus etiquetas para identificarlos. Estas pequeñas etiquetas holográficas se utilizan para confirmar la legitimidad de un producto. Para evitar la falsificación, cada una tiene un número de serie único y varios niveles de protección.

Notifique cualquier sospecha: La compra de un producto en un comercio autorizado no descarta la posibilidad de que se trate de una falsificación; por ello, si tiene alguna duda sobre la procedencia del producto, es preferible denunciarlo a las autoridades competentes. 

Programa de beneficios: Las empresas del sector pueden promover programas de ofertas al por mayor o descuentos que beneficien al bolsillo de sus consumidores, reduciendo quizás la venta de productos falsificados. 

Antes de comprar un producto falsificado, hay que tener en cuenta que la calidad de la producción viene determinada sobre todo por la originalidad del artículo. Podemos ayudar a limitar la venta y la reproducción de la piratería comprando productos auténticos. Si desea conocer más información sobre cómo evitar la falsificación de los productos, visite el sitio web https://holomex.com.mx/.


¿Por qué son tan exitosos los "Outlet"?

En el campo del neuromarketing, sabemos desde hace tiempo que cuando vemos un gran descuento ocurre una de estas dos cosas: el centro del placer del cerebro se activa porque nos sentimos inteligentes por aprovechar una buena oferta, o nuestras alarmas se disparan porque pensamos que es un producto de mala calidad o que no es original.

Este es un tema peculiar en el que los negocios premium prefieren mantenerse al margen. Estas marcas se esfuerzan por asociarse con términos como "exclusivo", "único", "elegante" y "especial". Sin embargo, nunca esperará verlos junto a frases como "oferta" o "barato".

No obstante, a través de la utilización de tiendas outlet, ese entorno espinoso tiene algunos caminos accesibles.


Outlet: una nueva vía para aumentar las ventas

En los últimos años, varios negocios de diversa índole, incluidos los de la categoría de lujo, han abierto tiendas outlet como parte de su estrategia de expansión.

Los outlets son tiendas que venden productos de marca a precios reducidos. Como las marcas abren sus propias tiendas en lugar de utilizar un intermediario para llegar a los minoristas donde se venden los artículos al por menor, es posible adquirir costos más bajos. Los costos se reducen al eliminar el intermediario.

Solo esta área del negocio minorista produjo 22,000 millones de dólares en Estados Unidos en 2010. En 2015 se llevó a cabo una investigación denominada "¿Cómo influye la adopción del canal outlet en el gasto de los clientes en los establecimientos minoristas?", que examinó a fondo el fenómeno de las ventas de este tipo de tiendas.

Antes de este estudio, las tiendas outlet tenían una mala reputación en comparación con los comercios de marca de alta gama. La opinión generalizada era que abrir una tienda outlet degradaría la reputación de su marca. Además, les preocupaba que su base de consumidores prefiriera comprar en estos puntos de venta, lo que supondría un importante descenso de los ingresos.

Los clientes empezaron a gastar aún más en las tiendas minoristas que venden los artículos a precio normal una vez que adoptaron la ruta de distribución de las tiendas outlet, según el estudio.

Según los investigadores, los consumidores que empezaron a comprar en las tiendas outlet realizaron compras más frecuentes en las tiendas minoristas, pero no gastaron más en cada ocasión de compra.

Los investigadores afirman que estos resultados podrían ser fruto del aprendizaje de los consumidores.